Cuadernos y objetos para una vida mas bella, organizada y abundante✨

3 LIBROS QUE ME CAMBIARON LA VIDA

De los hábitos que tengo incorporados en mi vida, la lectura es mi favorito. Creo que fue obra de mi mamá quien me leía todas las noches antes de dormir desde muy chica. Aunque es cierto que si no hubiera tenido interés en mi adolescencia probablemente no lo hubiera seguido cultivando. Y ni hablar en la vida adulta (que bajón poner adulta, vale adolescente tardío?) donde las obligaciones siempre se anteponen a todo, bueno, o nosotros las anteponemos, y dejamos de hacer las cosas que más nos gustan.

Pero con la lectura es diferente. Es un hábito que nunca dejé por completo. Al llegar a la vida adulta con sus obligaciones eternas se transformó en ese momento de disfrute que me regalaba en las vacaciones. Hasta que un día me planteé, por qué debía esperar solo a las vacaciones para hacer algo que tanto me gustaba y me hacía tanto bien.

Leer un libro es transportarme a donde sea. A una época pasada o una inexistente. Leer un libro es conocer personajes y sentirlos tus amigos. Leer un libro es verte como el protagonista. Eso me pasaba cuando leía novelas.

Pero más adelante me empezaron a pasar otras cosas, y eso fue cuando dejé las novelas y empecé a leer no ficción, ahí es cuando comenzó a cambiarme la vida.

Leer un libro para mi es como ponerle fertilizante a una planta. Te nutre, te permite crecer, te aporta nuevas ideas, y te puede cambiar la vida.

¿Te pasó alguna vez? ¿Leíste algún libro cuya experiencia sentiste como un antes y un después en tu vida?

A mi me pasó más de una vez, y hace mucho quería compartirlo.

Por eso hoy quiero contarte sobre 3 libros que al leerlos me cambiaron la vida.


“Muchas vidas, muchos maestros” Brian Weiss.

Amo visitar casas donde hay muchos libros y me encanta la gente que es lectora. Nunca voy a olvidar cuando era pequeña, tendria cerca de 11 años, ir a la casa de mi mejor amiga y chusmetear los libros de su mamá. Y así fue como una vez encontré un libro, lo abrí en cualquier lado y comencé a leer la historia de una chica que moría ahogada. Solo leí unos párrafos, y dejé el libro ahí, pero siempre recordé esa experiencia.

Años después, allá por el verano del 2015, visitando a una amiga en otra ciudad es que me dice que estaba leyendo un libro “Muchas vidas, muchos maestros”. -¿Me lo dejás leer?- Le dije.

Me comí medio libro en cuatro días. La historia que cuenta este médico me impactó. Y cuando llegué a la parte que había leído de curiosidad cuando era chica en la casa de mi mejor amiga fue un flash. Siempre había recordado ese momento y lo que había leído en esos párrafos. Esa curiosidad me acompañó durante mucho tiempo. Y volver a leer esas palabras y conocer por fin la historia completa fue algo impactante.

Brian Weiss, en este libro, cuenta su experiencia con una paciente y su regresión a vidas pasadas dentro de su consultorio psiquiátrico. No es una novela. Es una historia real. Y leerla me cambió literal la percepción y concepción que tengo de la vida.

 

“Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” Stephen R. Covey

Leí más de una vez que para ser quien querés ser, tenes que observar a esas personas a quienes admirás, ver cómo se mueven, con quiénes interactúan, qué consumen y que leen. Por eso siempre estoy atenta a las lecturas de todas esas mujeres emprendedoras que admiro.

Y entre tantas recomendaciones este libro me pareció muy clarificador.

En Recuerdo Maravillada suelo hablar del PARA QUÉ, para qué hacemos lo que hacemos en nuestro trabajo, con nuestras relaciones, en nuestra vida. Buscar y hallar un sentido, y lo que queremos es fundamental para una vida efectiva. Y que una vida sea efectiva no significa estar trabajando todo el día o ser millonario. Significa que esté alineado lo que hacemos, con lo que sentimos y decimos.

En este libro Stephen habla acerca de 7 hábitos que hacen que las personas tengan una vida alineada y efectiva, pero esta palabra como sinónimo de completa y feliz.

Estos hábitos van desde los intrapersonales hacia los interpersonales. Además, en el libro, Stephen utiliza muchos ejemplos de la vida cotidiana y eso está buenísimo para poder comprenderlo.

Realmente cuando leí ese libro, creí que iba a encontrarme con una lectura sobre emprender, pero terminé encontrando mucho valor acerca de la vida. Aunque es cierto que, cuando tu emprendimiento es tu pasión, también se trata de tu vida.

 

“Vivir con abundancia” Sergio Fernandez

Muchas, muchas, muchas veces ví este libro como recomendado, por eso para mi último cumpleaños me lo regalé.

Había tenido un acercamiento hacia lo que es la abundancia el verano anterior, y realmente no había investigado mucho más, pero sí, habían estado llegando a mi vida distintas situaciones que me hacían pensar y encontrarme de cara con la abundancia y la escasez.

“Somos abundantes por naturaleza” nos dice Sergio, entre tantas cosas hermosas y simples. Porque tener una vida abundante es algo simple, no es algo que tenga que representar un sacrificio. Nosotros por lo general lo complicamos.

Un libro que leí en una semana por su lenguaje sencillo y su tan bello mensaje. Me acompañó en mis mañanas de playa este verano 2020, y me acompaña en mi habitación para no olvidar los mensajes que me dejó. Lo ojeo para buscar ideas y no olvidar los regalos que nos da la vida.

Tenerlo todo depende de nosotros y de cómo estemos mirando el vaso, ya que aquello en que nos enfocamos se expande, si nos enfocamos en lo que tenemos, la abundancia no va a dejar de sorprendernos.

 

Estos fueron los tres libros que hasta el momento me han cambiado la vida, la mirada y la perspectiva. Son libros que recomiendo mucho y que sin duda esperan re lecturas, ya que, si dejaron tanto la primera vez, seguramente me sorprenderán mucho más al recorrer de nuevo sus palabras.


¿Leiste alguno de estos libros? ¿Conocés a los autores? ¿Te gustaría leerlos? Me encantaría saber que pensás de este artículo, y si querés contármelo podés dejar tu comentario en las redes sociales o enviarme un mail para charlar un rato, me va a encantar.

Nos leemos! Pao!

Mi carrito