Cuadernos y objetos para una vida mas bella, organizada y abundante✨

Hábitos positivos en tiempos difíciles

Nadie puede negar que estamos viviendo un momento extraño, casi surrealista, de película de ficción. Pero como dice siempre mi mamá, la realidad supera la ficción y aunque por suerte esto no ha llegado al borde del abismo, si, estamos presenciando un panorama con aires de cine.

Cuando comenzó el aislamiento social voluntario fueron unos días un poco raros… allá por el 15 de marzo, me sentí mareada con tanta sobreinformación, con el clima que se respiraba en las redes sociales, en la televisión, en la calle, y eso que vivo en una ciudad pequeña, no puedo imaginar lo que se ha vivido en las grandes ciudades. Fueron unos días en los que tuve dolor de cabeza y malestar, angustia e insomnio.

Pero no me gustó sentirme así, no me gustó estar mal. Con esto no quiero decir que pretendiera estar de feliz cumpleaños, pero si buscar una actitud más constructiva en medio de un mar de incertidumbre.

Es por eso que al día 4 apagué las noticias, por suerte no tengo televisión, pero bajé el consumo de redes como Facebook por ejemplo donde abundan las notas y comentarios pesimistas, y me concentré en cultivar de forma constructiva y positiva mi mente, cosa que venía haciendo previamente, por lo que reforcé aquello que hacía un tiempo había comenzado a construir.

Y se trata ni más ni menos que de hábitos saludables y positivos.

¿Pero, que es un hábito?

Un hábito es cualquier conducta repetida con regularidad.

En nuestra vida cotidiana tenemos incorporados hábitos positivos y negativos. La incorporación de un hábito nuevo no es algo sencillo, ya que estamos programados para vivir con el mínimo esfuerzo, por eso es más fácil repetir hábitos que no nos hacen bien aunque lo sepamos que incorporar uno nuevo que sea mejor.

Pero ciertamente, si nos proponemos que un nuevo hábito que sabemos que nos va a hacer bien forme parte de nuestras vidas, aunque al inicio nos cueste, al pasar el tiempo y tenerlo incorporado nos vamos a sentir muy bien con nosotros mismos, tanto por el logro de una meta como también por la suma de una conducta positiva.

No digo que este sea un momento para incorporar una cantidad de hábitos nuevos pero sí quizá con sumar uno o dos, podamos cambiar nuestro panorama cotidiano en estos días grises. Y como siempre es mejor hablar de lo que uno conoce, te voy a compartir los hábitos que a mi me levantaron y levantan la energía en estas semanas.



Estos fueron los siete hábitos que me acompañan siempre y que intento mantener estos días. Espero que te sirva leerlos y ojalá puedas sumar alguno que no tengas en práctica.

¿Qué opinas de ellos? ¿Alguno forma parte de tus conductas cotidianas? ¿O cuál te gustaría sumar?

Me encantaría que me dejes tu opinión en las redes o por mail! Gracias por tu atención y por estar del otro lado siempre.

Nos vemos pronto, Pao!

Mi carrito